El ‘Big data’ es algo que está de moda entre las grandes empresas, y el Tour de Francia no se ha quedado atrás. Estos son sus espectaculares números: Datos de 22 equipos y 198 ciclistas durante 320 horas y 5.132 kilómetros en 42.000 puntos geoespaciales, 75 millones de lecturas de GPS y 350 millones de ciclos de CPU por segundo.

Todos estos datos se recogen en tiempo real en el centro móvil de Dimension Data en el Tour de Francia, el camión del Big Data como se le conoce en la competición.

En la edición 2016 del Tour los datos recogidos se triplicaron respecto a la edición anterior. Además de los datos de la velocidad y ubicación, parámetros habituales, este año se pusieron sensores de telemetría en los sillines de las bicicletas así como se recopiló por primera vez velocidad del viento, las pendientes y las condiciones meteorológicas en tiempo real.

La velocidad y la meteorología

Con tanto parámetro hay muchos datos para analizar, pero la velocidad de los ciclistas quizá sea de lo más curioso.

La velocidad media de los ciclistas fue 39,16 km/h, mientras que el vencedor del Tour de Francia, Chris Froome registró una velocidad media de 40,21 km/h.

Sin embargo, el ciclista Dumoulin fue quien registró la velocidad media más rápida con 44,78 km/h durante la carrera individual contrarreloj en la etapa 13. Por otro lado, 47,0 km/h era la velocidad media más alta en la etapa 10, que supone un incremento respecto a la etapa 1, que fue de 44,35 km/h.

datos-tour-franciaRespecto a la meteorología, los datos en tiempo real facilitaron a la organización el recorte en 6 km de la etapa 12. El viento en el Mont Ventoux alcanzó los 140 km/h. Esta subida es también la más dura, debido a la pendiente, elevación y tiempo. Thomas DeGendt (LTS), registró un promedio de velocidad de escalada del 14,8 km/h, mientras que la velocidad de escalada más baja registrada en el Mont Ventoux fue de 12,72 km/h.

¿Cómo se recogen los datos?

La empresa responsable de la recogida de datos es  Dimension Data, que entrega el 100% de los datos en tiempo real a la web del Tour de Francia y a un servidor de tipo cloud desde el camión móvil.

El cloud es un ”entorno de nube hibrida”, según informan desde la organización, “que que combina equipamiento on-site con múltiples servicios cloud fuera de las instalaciones, ofreciendo una redundancia y escalabilidad prácticamente ilimitada durante la carrera”.

La infraestructura de Dimension Data se basa en tres pilares:

  • Alta disponibilidad, garantizando cero fallos
  • Diversidad de localizaciones: con el camión móvil de Big Data hospedamos una gran cantidad de servicios en nuestros centros de datos de Londres y Amsterdam
  • Diversidad de proveedores y una arquitectura inteligente: diseñados teniendo en cuenta el fracaso para ir siempre un paso por delante de lo que podría ir mal, como el aprovechamiento de diversos proveedores de conectividad

El proceso de transformación de los números en información útil es sencillo. Los datos en bruto se transmiten desde los sensores de telemetría de cada ciclista a la caravana de coches y motos; a helicópteros, al camión móvil de Big Data y a servidores cloud.

Una vez recibidos los datos en bruto, se analizan en tiempo real y se presentan como información útil para los equipos de técnicos, científicos de datos, gráficos y cadenas de televisión.

De esta forma organización, equipos, medios de comunicación y aficionados pueden ampliar la información del Tour de Francia más allá de lo que se aprecia en las imágenes de la carrera.

Recommended Posts