OpenAI con la ética de la inteligencia artificial

La inteligencia artificial GPT2, desarrollada por OpenAI, es capaz de generar textos de manera predictiva, con el mensaje principal a comunicar. Un avance tecnológico de gran ayuda para los departamentos de comunicación sino fuera por su gran problema: esta AI es una fábrica de crear fake news.

OpenAI es la organización sin ánimo de lucro promovida por Elon Musk y empresas tecnológicas como Microsoft que buscan el desarrollo de la inteligencia artificial desde la ética y los valores.

Para entender el funcionamiento de GPT2 es mejor hacerlo con un ejemplo publicado por la propia compañía. Este es el texto que introducimos:

«Brexit has already cost the UK economy at least £80bn since te EU referendum».

A partir de aquí, la maquina predice en base al mensaje principal, una noticia de hasta siete párrafos con detalles como cargos públicos.

Algunos (malos) antecedentes

La tecnología cada vez es más inteligente, este es un buen ejemplo. Sin embargo, hay que educarla. Llámese educación o un buen desarrollo tecnológico de base. En los últimos años se han hecho públicos distintos casos en los que la tecnología, ha ido por caminos erróneos para los que no fueron diseñados:

La inteligencia de Amazon discriminó los currículums de mujeres que optaban al puesto de desarrolladoras de software en Amazon. El sistema se enseñó a sí mismo que eran preferibles los candidatos de género masculino (por ser más en su base de datos), así que penalizaba todos aquellos currículums que incluían referencias femeninas. La inteligencia discriminaba por género en lugar de experiencia o estudios. La solución de Amazon fue despedirla.

Otro caso distinto es el de Facebook. Sus dos robots basados en inteligencia artificial de buenas a primera entablaron una conversación entre ellos sin sentido para el humano.

Bob: “Yo puedo yo yo todo lo demás”

Alice: “bolas tienen cero a mi a mi a mi a mi a mi a mi a”

Detrás de estas misteriosas frases había un patrón. La IA creó su propio lenguaje más efectivo que el inglés. Lo que los investigadores han podido determinar es que “yo” y “a mi” reflejan la cantidad de objetos que obtendrán en el intercambio. Son frases más lógicas que adornadas, como solemos hacer en tantos idiomas “humanos”.

Estos robots entraban dentro de un programa que Facebook estaba desarrollando para crear chatbots capaces de negociar con humanos, sin que éstos se dieran cuenta.

Los límites de la AI

Por el momento, OpenAI ha optado por dejar en el cajón GPT2 y no publicarla por el riesgo que supone. Elon Musk, cofundador de OpenAI, ha dejado claro que cree que la inteligencia artificial “supone un riesgo fundamental para la existencia de la civilización humana”.

Al menos la inteligencia tal y como la conocemos así parece que es. La AI es vaga y si puede hacer trampas para hacerse “su vida” un poco más fácil, las hace. Muchos de los errores son de base, un fallo en el desarrollo que se daba por supuesto.

La inteligencia artificial llegará a nuestro día a día, es inevitable, pero el foco ahora mismo se debe centrar en desarrollar los robots con valores éticos; en equipos multidisciplinares formados por ingenieros y sociólogos. OpenAI ha hecho bien evitando publicar su herramienta de fake news. Aunque cuando consigan evitar este error, será una herramienta imprescindible para los equipos de comunicación y hasta los medios de comunicación.

La cruzada de la Unión Europea contra Facebook

La Unión Europea parece que la ha tomado con Facebook. La comisaria europea de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género, Vera Jourová, ha avisado a Facebook de que se le “acaba la paciencia”.

Hace un año en 2017 esta misma comisaria llamó al orden a Twitter, Facebook Y Google+, éstos últimos acataron los términos y condiciones de uso que se ajustan a las normativas comunitarias en términos de consumo.

A la comisaria no le interesan los “progresos” porque “no son suficientes”. “El diálogo dura ya cerca de dos años, quiero ver resultados”, ha exigido en rueda de prensa. “Facebook tiene casi 380 millones de usuarios en Europa y espero que asuman más responsabilidades sobre ellos”, sentenció.

«No todo el mundo tiene claro cómo esta red usa los datos personales de sus usuarios y cómo trabaja con terceros. No mucha gente sabe que Facebook permite el acceso a sus datos por parte de terceros y conserva el copyright absoluto de los archivos colgados incluso después de cancelar una cuenta”

Vera Jourová ha dado un plazo de tres meses a Facebook para que se adapte de lo contrario amenaza con nuevas sanciones. Y es que la comisaria la tomó con Facebook, no así con twitter que se encuentra en la misma situación.

El pasado mes de mayo entró el Reglamento de Protección de Datos con el objetivo de empoderar al usuario frente a las grandes empresas y que estos tuvieran el control de sus datos en todo momento. Esta reforma ha resultado ser excesiva para las PYMES e inútil para los usuarios. Para las grandes empresa, ha sido un dolor de cabeza. Muestra de ello es el caso de Facebook o peor como muchos medios americanos han cerrado su edición para los lectores europeos.

¿Será esta una solución para los de Zuckerberg? Posiblemente no, hay mucho dinero en publicidad en juego, pero no lo descanten si la UE sigue con estas políticas tan proteccionistas.

Fakenews, un dolor de cabeza

Las fakenews, noticias falsas o la postverdad se han vuelto contra Facebook. Muchas de estas noticias se extienden a través del sistema de publicidad de la red sociales con el apoyo de miles de cuentas falsas.

Este verano, Facebook borró miles de cuentas falsas que se dedicaban a difundir bulos. Todo esto se produce a tres meses de las elecciones legislativas en Estados Unidos.

«Este tipo de comportamiento no está permitido en Facebook porque no queremos que la gente o las organizaciones creen redes de cuentas que engañen a otros sobre quiénes son o lo que están haciendo», dijo Facebook en un comunicado de prensa.

El origen de las noticias falsas ha estado bajo sospecha desde que Trump ganara las elecciones. Entonces se hablaba del apoyo de Rusia, ahora se amplia el foco a Irán:

«Hoy eliminamos múltiples páginas, grupos y cuentas por comportamiento coordinado y falso en Facebook e Instagram. Parte de esta actividad se originó en Irán y parte se originó en Rusia. Eran campañas diferentes y no hemos identificado ningún enlace o coordinación entre ellas», aseguraban en una nota de prensa.

Las palabras de la comisaria europea de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género, Vera Jourová, parecen querer prevenir de fakenews las elecciones al Parlamento Europeo de 2019 que realmente preocupación por lo haga Facebook con los datos de los usuarios.

El problema para Facebook seguirá con las fakenews y con la Unión Europea.

Paradoja Blockchain

Blockchain es la tecnología que promete empoderar al usuario en el control de los datos, pero curiosamente sin ser dueños de los mismo. “Blockchain es un sistema de confianza basado en la desconfianza. Nadie confía en nadie, pero entre todos, podemos confiar”, definía así Ivan Gutierrez, de Tecnalia.

¿Suena curioso verdad? Y es que Blockchain nos permite controlar, ver quien modifica o accede a los datos, pero sin tener el control de ellos. Esos datos están “en la nube”.

Blockchain está llamada a ser la tecnología que transforme los procesos de las empresas, su naturaleza permite hacer el seguimiento de la información gracias a sus nodos. La semana pasada, en la  jornada Health 2.0 Basque, sobre esta tecnología disruptiva que reunió a los mejores expertos en blockchain como Óscar Lage o Roberto F. Hergueta.

La jornada acabó con algunas conclusiones como que todo lo que se puede hacer con Blockchain se puede hacer en la actualidad con cualquier otra tecnología. ¿Entonces por qué todo el mundo está entusiasmado? Gran culpa lo tienen los smart contracts o contratos inteligentes: una transacción digital o intercambio de bienes de manera automatizada gracias a esta tecnología. Pero para llegar a ese punto antes quedan retos importantes como la verificación de la identidad de la personas, algo así como un DNI para blockchain. En este sentido ya están trabajando en Alastria con Alastria ID.

Alastria es la primera red permisionada, de ámbito nacional, multisectorial con soporte empresarial. Sin ánimo de lucro y que tiene como fin fomentar la economía digital. Más allá de la definición formal, “en Alastria estamos construyendo las carreteras, las infraestructuras, para que las empresas que quieran las usen”, explicaba Óscar Lage, responsable de Blockchain de Tecnalia y miembro del consorcio.

“Ahora es el momento para subirse a la ola de blockchain”, decía  Víctor Sánchez, Blockchain & Digital Transformation Manager de Minsait by Indra. “Esto se va a quedar. No sabemos ni cómo ni cuándo” e incidía en los retos: “rendimientos, confidencialidad, integración en otras aplicaciones, regulaciones —ej. Cómo aplicar el derecho al olvido–,etc.”.

Las grandes empresas ya trabajan o usan blockchain en sus procesos de negocio. Pero en común de los mortales y las PYMES aún tendremos que esperar unos 5 años para que podamos usar esta tecnología.

Blockchain aplicado a [su sector]

Blockchain permite transformar los procesos de los negocios, dotándolos de más seguridad y una verificación automática, por eso todo el mundo está enamorado de esta tecnología. Además de poder personalizar los productos o servicios a cada cliente.

Blockchain permite aplicar la tecnología a cada sector específico. Al ámbito de periodismo para eliminar las fakenews. A la banca para verificar cheques. Al seguro para eliminar el fraude. Y así un largo etcétera. Vayamos por partes:

Blockchain en marketing digital

O más bien en e-commerce. Blockchain permite hacer un seguimiento de la compra, de tal manera que se ve desde el origen al destino por dónde ha pasado la mercancía y si ha sido modificada. Por ejemplo, en la compra de una sudadera Adidas, se verá su trayecto y si alguien modifica el paquete, de tal manera que la falsificación sería más difícil (o imposible).

También en las campañas de publicidad digital, en Google AdWords o en las social ads, se puede dar el cambio. Gracias a blockchain se podrá eliminar el intermediario (las grandes empresas), porque la confianza entre el anunciante y quien tiene el espacio se da gracias a los bloques y la verificación.

Blockchain en periodismo.

El periodismo (y Facebook) podrán respirar tranquilos, blockchain también puede acabar con las fakenews. El almacenamiento de las noticias en bloques permitirán verificar las fuentes, en base a reglas matemáticas y la identidad de los sitios web.

Por ejemplo, este sitio web ya estampa sus contenidos con el sello bitcoin y etherum para proteger la autoría.

Blockchain en la banca

“Blockchain y los libros de contabilidad tienen un futuro brillante. Como plataformas en tiempo real, de código abierto y fidedignas que transmiten los datos y el valor de forma segura, pueden ayudar a los bancos no sólo reducir los costos de procesamiento de pagos, sino también a crear nuevos productos y servicios que puedan generar importantes nuevas fuentes de ingresos”, según el informe ‘Blockchain Tecnologhy de Accenture’.

Por ejemplo, Banco Santander está trabajando en una aplicación móvil, basada en blockchain, para realizar pagos internacionales de manera inmediata y con total transparencia en las comisiones. Así lo confirmó la propia presidenta del banco, Ana Botín, en la presentación de los resultados anuales.

Blockchain en Seguros

En la actualidad Fizzy AXA se ha convertido en uno de los grandes ejemplos. Fizzy es un seguro paramétrico basado en blockchain que compensa al usuario al momento si su vuelo se retrasa.

Monuma, ha cerrado un acuerdo con Allianz, para que su aplicación 100% basada en blockchain “certifique el estado de un bien, la verificación y valoración”, como explicaba Emmanuel Moyrand, fundador y Presidente de la firma en Community of Insurance.

Las claves de blockchain

[dt_divider style=»thick» /]

Así funciona Blockchain:

1. Transacción
Dos partes, María y Juan, deciden intercambiar una unidad de valor (una moneda digital, como el bitcoin, u otra representación digital de algún otro activo, como un título educativo/profesional) y comienzan una transacción.

2. Bloque
La transacción es mandada con otras transacciones pendientes creando un “bloque”. El bloque es enviado a la red de ordenadores que participan en el sistema.

3. Verificación
Estos ordenadores (también llamados “mineros” en la cadena de bloques Bitcoin) valoran las transacciones y, por medio de cálculos matemáticos, señalan si son válidas, basándose en reglas acordadas. Cuando llegan a un “consenso” las transacciones se considerarán verificadas.

4. Hash
Cada bloque verificado de transacciones se sella temporalmente con un “hash” criptográfico. Además, todos los bloques contienen referencias a los hash de bloques previos, creando así una cadena de registros. Dicha cadena nunca será clasificada, se considera imposible.

5. Ejecución
La unidad de valor se mueve de la cuenta de María a la cuenta de Juan.

[dt_divider style=»thick» /]

 

 

Sabemos que la mercancía somos nosotros, pero lo obviamos

Nos hemos instalado en la era del gratis, pero todas las empresas tienen que tener ingresos directos o indirectos. Las redes sociales no son menos. Facebook, twitter o Google son empresas que ofrecen un servicio gratuito a ¿cambio de nada?

El 17 de marzo saltaba la noticia: “Una consultora que trabajó para Trump manipuló datos de 50 millones de usuarios de Facebook” o Cambridge Analitica (CA) logró robar datos a Facebook eran algunos de los titulares que venimos leyendo desde entonces, pero vayamos por partes.

¿Cómo se consiguieron los datos?

El psicólogo, el rusoamericano Aleksandr Kogan, desarrolló la app “thisisyourdigitallife” en la que 27.000 norteamericanos participaron cediendo los permisos de manera voluntaria a dicha aplicación. Así de los perfiles recabaron la identidad, amigos y gustos. El efecto se fue multiplicando hasta llegar a los 50 millones de usuarios. La financiación de este proyecto, 800.000 dólares, corrió a cargo de CA.

Con semejante base de datos, Cambridge Analítica segmento e hipersegmentó los públicos en función de los intereses. De esta manera, cada uno de los anuncios de la consultora se enfocaron al interés del público.

La mala suerte quiso que el cliente de CA fuera Donald Trump.

¿Manipulación?

Los social ads o publicidad en redes sociales basan su poder en la creación de públicos personalizados en función de los intereses, de esta manera mostramos un anuncio a un target concreto.

Se pueden crear grupos según intereses con diferentes anuncios para enfocar de manera correcta la campaña, aun teniendo públicos contrapuestos. Así, por ejemplo, a un cazador le hablaremos de armas; mientras que a un animalista de la defensa de la fauna.

¿Manipulación? El marketing se puede definir como el conjunto de actividades destinadas a satisfacer las necesidades y deseos de las personas. Por lo tanto, nuestro deber es satisfacer las necesidades y con la hipersegmentación se consigue.

No nos olvidemos que nosotros hacemos publicidad para vender y gracias a las redes sociales es un poquito más fácil. Es el público y los usuarios los que tienen que tomar un papel activo leer informaciones contrapuestas de diferentes medios y tratar de tener su criterio personal, porque la publicidad sigue siendo publicidad y así está etiquetada.

Lo gratis no existe en una compañía comercial, si no pagamos por el servicio tenemos que tener una cosa: la mercancía somos nosotros.

A mí, personalmente, no me sorprende que “jugada” de Cambridge Analítica. Muchas páginas web instalan una cookie de Facebook para después poder hacer campañas de retargeting.

Echar la culpa a Facebook es la vía rápida. El parche temporal pero aparecerán más casos. La solución para evitar nuevos escándalos pasa por la educación de la ciudadanía en temas digitales como: qué es una cookie, la importancia de leerse la política de privacidad o fijarse allí donde «publicidad», para poner en duda esa publicación y no creérsela al 100% sin corroborarlo.

Un último apunte, por mucho que borremos Facebook, si seguimos usando Instagram y WhatsApp estamos en las mismas.

¿Es el fin del internet neutral?

Internet ya no es una red neutral. Entre Estados Unidos y Rusia se la están cargando o, más bien, van a conseguir que precisamente no carguen determinadas páginas.

Los Gobiernos dan por válidos los rumores de la injerencia rusa a través de los medios Rusia Today (RT) y Sputnik en las elecciones de Estados unidos o en el process de Cataluña, aunque las pruebas son escasas y se limitan a capturas de pantallas de los citados medios digitales.

La consecuencia esta: «Si siguen desinformando va a ser peor. No queremos llegar a prohibirlos«, dijo Eric Schmidt, presidente de Alphabet, empresa propietaria de Google. La respuesta de Rusia fue más contundente y confirmó que habrá sanciones al buscador si ejecutan dicha medida.

La lleven a cabo o no —de momento Google ha reculado—, detrás está en juego la neutralidad de la red. El Internet libre y soberano que conocíamos hasta ahora. Las reglas del juego en esta jungla llamada en internet son sencillas: usuarios y plataformas son iguales. Por lo tanto ningún proveedor o compañía puede dar mayor prioridad a una red o a un servicio. Bajo estos pilares se ha construido el internet que todos usamos.

Si se rompe esta regla básica, al hacer una búsqueda los resultados serán los que Google, Yahoo o Microsoft quieran y no unos resultados objetivos en base a unos algoritmos y operaciones matemáticas propias de cada motor de búsqueda.

Por fortuna, como en toda crisis, siempre hay un salvador. Kim Dotcom ha presentado el proyecto MegaNet, una red de redes alternativa, descentralizada y sin censura. El empresario conocido por su servicio de alojamiento en la nube Megaupload o Mega pone fecha para su proyecto: «Las redes móviles y los dispositivos estarán listos en cuatro o cinco años«, dijo en su Twitter el pasado día 22 de noviembre.

«El actual Internet de las empresas será reemplazado por un Internet mejor, que funcione gracias a la ociosa capacidad de millones de teléfonos móviles. Hecho por la gente y para la gente. Romper la neutralidad de la red solo acelerará la adopción de una nueva red«, explicaba Dotcom. Un internet similar al que plantean en la serie Silicon Valley.

En el nuevo internet no cabría ni censura ni espionaje gracias al cifrado entre servidores y clientes. Además, Dotcom propone la creación de un nuevo protocolo de comunicaciones, dejando atrás el TCP/IP.

‘Restauración del orden de la libertad en internet’. Suena bien título. Sin embargo, detrás está el fin de la neutralidad de la red en Estados Unidos. El próximo 14 de diciembre votarán una serie de leyes que lejos de restaurar el orden, supondrán el fin del internet neutral. La FCC —la Comisión Federal de Comunicaciones— otorgará la protestad a las grandes compañías para que ellas fijen las condiciones de acceso a Internet. De esta manera, podría discriminar usuarios en función de la tarifa que paguen a la operadora.

¿Se acuerdan de InfoVía, el primer internet que ofrecía Telefónica en España cuando aún tenía el monopolio? Pues sería como volver a eso.

Está en manos de todos que internet sea libre. Luchemos por él.

Los números (del ‘Big data’) del Tour de Francia

El ‘Big data’ es algo que está de moda entre las grandes empresas, y el Tour de Francia no se ha quedado atrás. Estos son sus espectaculares números: Datos de 22 equipos y 198 ciclistas durante 320 horas y 5.132 kilómetros en 42.000 puntos geoespaciales, 75 millones de lecturas de GPS y 350 millones de ciclos de CPU por segundo.

Todos estos datos se recogen en tiempo real en el centro móvil de Dimension Data en el Tour de Francia, el camión del Big Data como se le conoce en la competición.

En la edición 2016 del Tour los datos recogidos se triplicaron respecto a la edición anterior. Además de los datos de la velocidad y ubicación, parámetros habituales, este año se pusieron sensores de telemetría en los sillines de las bicicletas así como se recopiló por primera vez velocidad del viento, las pendientes y las condiciones meteorológicas en tiempo real.

La velocidad y la meteorología

Con tanto parámetro hay muchos datos para analizar, pero la velocidad de los ciclistas quizá sea de lo más curioso.

La velocidad media de los ciclistas fue 39,16 km/h, mientras que el vencedor del Tour de Francia, Chris Froome registró una velocidad media de 40,21 km/h.

Sin embargo, el ciclista Dumoulin fue quien registró la velocidad media más rápida con 44,78 km/h durante la carrera individual contrarreloj en la etapa 13. Por otro lado, 47,0 km/h era la velocidad media más alta en la etapa 10, que supone un incremento respecto a la etapa 1, que fue de 44,35 km/h.

datos-tour-franciaRespecto a la meteorología, los datos en tiempo real facilitaron a la organización el recorte en 6 km de la etapa 12. El viento en el Mont Ventoux alcanzó los 140 km/h. Esta subida es también la más dura, debido a la pendiente, elevación y tiempo. Thomas DeGendt (LTS), registró un promedio de velocidad de escalada del 14,8 km/h, mientras que la velocidad de escalada más baja registrada en el Mont Ventoux fue de 12,72 km/h.

¿Cómo se recogen los datos?

La empresa responsable de la recogida de datos es  Dimension Data, que entrega el 100% de los datos en tiempo real a la web del Tour de Francia y a un servidor de tipo cloud desde el camión móvil.

El cloud es un ”entorno de nube hibrida”, según informan desde la organización, “que que combina equipamiento on-site con múltiples servicios cloud fuera de las instalaciones, ofreciendo una redundancia y escalabilidad prácticamente ilimitada durante la carrera”.

La infraestructura de Dimension Data se basa en tres pilares:

  • Alta disponibilidad, garantizando cero fallos
  • Diversidad de localizaciones: con el camión móvil de Big Data hospedamos una gran cantidad de servicios en nuestros centros de datos de Londres y Amsterdam
  • Diversidad de proveedores y una arquitectura inteligente: diseñados teniendo en cuenta el fracaso para ir siempre un paso por delante de lo que podría ir mal, como el aprovechamiento de diversos proveedores de conectividad

El proceso de transformación de los números en información útil es sencillo. Los datos en bruto se transmiten desde los sensores de telemetría de cada ciclista a la caravana de coches y motos; a helicópteros, al camión móvil de Big Data y a servidores cloud.

Una vez recibidos los datos en bruto, se analizan en tiempo real y se presentan como información útil para los equipos de técnicos, científicos de datos, gráficos y cadenas de televisión.

De esta forma organización, equipos, medios de comunicación y aficionados pueden ampliar la información del Tour de Francia más allá de lo que se aprecia en las imágenes de la carrera.

Yo quiero “anuncios aceptables” en AdBlock

El pasado 12 de marzo durante 24h AdBlock sustituyó los anuncios bloqueados de la páginas web por unos creados por Adblock y Amnistía Internacional. El resultado fue este:

adblock-amnistia-2

Gabriel Cubbage, CEO de Adblock, anunció que la campaña formó parte de una campaña de concienciación sobre la censura en Internet. El 12 de marzo es el Día Mundial contra la censura.

Esto me ha hecho pensar sobre el valor que tiene la publicidad en Internet para los medios de comunicación y los anunciantes.

Sí a los anuncios aceptables

Reconozco que yo mismo, a pesar de dedicarme al marketing digital y tener campañas de publicidad en Internet, utilizo AdBlock para bloquear la publicidad, especialmente en webs donde los banners son molestos. Si bien es verdad que en las últimas semanas estoy apostando por desactivar AdBlock en aquellas webs donde los anuncios no son molestos.

Precisamente, esa es la estrategia que parece tomar AdBlock Plus en los últimos meses. En octubre cuando fue vendida a una misteriosa empresa ya anunció que crearían una lista black con anunciantes que se comprometerían a que sus anuncios no molestasen.

Esta estrategia criticada por la gran mayoría es una buena noticia porque sin la publicidad en Internet estamos perdido, sobre todo en España donde estamos poco acostumbrados a pagar por los contenidos en red.