Twitter publica un extenso comunicado donde dice defender el interés público aun cuando vaya contra sus normas comunitarias, eso sí solo se lo permitirán a políticos con cuentas verificadas. Un comunicado incompresible que no hará más que fomentar mensajes de odio de partidos políticos extremistas.

La red social arranca su comunicado haciendo bandera de sus normas comunitarias y la conversación: «Nuestra máxima prioridad es proteger la salud de la conversación pública en Twitter, y una parte importante de esto es garantizar que nuestras reglas y la forma en que las hacemos cumplir sean fáciles de entender».

Sin embargo, después ellos mismos se saltarán sus normas en ciertos casos como «en los que puede ser de interés público tener acceso a ciertos Tweets, incluso si de lo contrario infringirían nuestras reglas. En las raras ocasiones en que esto suceda, colocaremos un aviso (una pantalla en la que debe hacer clic o tocar antes de ver el Tweet) para brindar un contexto y claridad adicionales».

La excepción se aplicará a las cuentas que cumplan estos 3 requisitos:

  • Funcionarios del gobierno, postularse para un cargo público o ser considerado para un cargo gubernamental
  • Tener más de 100.000 seguidores
  • Tener cuenta verificada

¿Hace bien Twitter creando usuarios de primera y de segunda? ¿Bloqueará twitter la función «bloquear usuario» en estos usuarios?

En Estados Unidos una jueza Naomi Reice Buchwald dictó una sentencia en la que no permitía a Donald Trump, presidente de Estados Unidos, bloquear a usuarios en Twitter defendiendo el interés público. “Ningún funcionario del gobierno —incluido el presidente— está por encima de la ley, y se supone que todos los funcionarios del gobierno siguen la ley como ha sido declarada”, dijo en su sentencia.

“Sostenemos que las porciones de la cuenta @realDonaldTrump —el ‘espacio interactivo’ donde los usuarios de Twitter pueden interactuar directamente con el contenido de los tuits del presidente— se analizan adecuadamente bajo las doctrinas de ‘foro público’ establecidas por la Corte Suprema, que dicho espacio es un foro público designado, y que el bloqueo de los demandantes basado en su discurso político constituye una discriminación en el punto de vista que viola la Primera Enmienda”, escribió Buchwald.

Queda por ver la efectividad de esta medida en Twitter, pero desde luego por más que un personaje sea de interés público sus declaraciones pueden no serlo. Dudo de la efectividad de esta medida, sobre todo ahora que vivimos en la era postverdad. La red social se pone por bandera la conversación, pero en una conversación no caben discursos de odio.

Recommended Posts